La risa de la muchacha tracia (fragmento)Hans Blumenberg

La risa de la muchacha tracia (fragmento)

"La paradoja baconiana podía expresarse así: el astrónomo de la fábula cae porque se imagina que todavía no ha caído. Bacon está impregnado de la pérdida del paraíso y con ella de las posibilidades del hombre, que porque una vez fueron suyas pueden volver a serlo. Al interim entre la expulsión del paraíso y su recuperación no pertenece la teoría pura; la teoría va unida a una aspiración a la felicidad que tiene condiciones no cumplidas aunque cumplibles. En el lenguaje de Bacon, el filósofo perdido en la visión del cielo sería el tipo de quien no quiere reconocer la pérdida del paraíso; reclama para sí el ocio de la teoría, una condición humana perdida, que aún habría que recuperar, a lo sumo. Bacon describe ese paraíso perdido como una región de trabajo, que ciertamente no se ejercía por necesidad: man was placed in the garden to work therein. El mundo como jardín es un lugar de cultura, no un sitio agreste. Ni siquiera en el paraíso la naturaleza es de por sí completamente dócil; sólo después de la expulsión se deja llevar de verdad hasta la autoentrega, pero sólo en tanto que cae en poder de modos procedimentales constrictivos: natura arte irritata et vexata se clarius prodit, quam cum sibi libera permittitur. Entre la ciencia y sus objetos existe una tensa situación en la que las miradas al cielo conllevan siempre el riesgo que puso de manifiesto el astrónomo milesio. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com