Estudios sobre lo bello y el gusto en la pintura (fragmento)Anton Raphael Mengs

Estudios sobre lo bello y el gusto en la pintura (fragmento)

"El gusto puede ser grandioso, mediano, pequeño y bello. Pero cualquiera que sea su acepción, influye en la elección del pintor, no sólo de los objetos, sino también de los colores, puesto que todo aquello que dilata los nervios ópticos fatiga la vista. Es necesario combinar el gusto con la imitación, teniendo en cuenta que la imitación es la primera parte de la pintura. (…) La historia del buen gusto comienza en la antigua Grecia donde consideran al hombre como la más digna obra de la naturaleza. Tiene su periodo de decadencia cuando los artífices empiezan a trabajar a modo de artesanos, hasta llegar a Giotto, que es el primero que intenta sacar a la pintura de esa barbarie. Todos los que vivieron antes de Corregio, Rafael y Tiziano no buscaron más que la imitación, sin saber qué cosa era el gusto, lo que hace que sus cuadros sean un verdadero caos. Miguel Ángel elevó la pintura hasta la elección y de ella nació el buen gusto en el arte. Los tres pintores antes mencionados escogían imperfectamente y se aplicaban a una parte singular. Rafael escogió la expresión y la halló en la composición y el diseño, Corregio buscó lo agradable de las formas a través del claroscuro y Tiziano abrazó la apariencia de verdad que se halla en los colores. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com