Les civilisés (fragmento)Claude Farrère

Les civilisés (fragmento)

"Le tendió la mano a su ayudante de campo, mirándolo con profunda ternura, admirando su belleza, su juventud, su espíritu y superior inteligencia -persuadido de su bonhomía y sintiéndose irreprochable en cada uno de sus gestos y pensamientos. Tomado de la mano, Asido de la mano y mediante elipsis, Fierce respondió a las paternales preguntas en torno a la velada de la noche y en tono tajante rehuyó los prudentes consejos reclamando las órdenes para el día venidero. El Sr. Orvilliers se sintió asombrado por tal respuesta y le participó en tono más solemne a su ayudante que la situación política y marítima era realmente grave. Fierce carecía de cura para el ya tradicional y conocido pesimismo del anciano. El Sr. Orvilliers, matizando sus palabras, se refirió a Inglaterra y Japón, asintiendo con respecto a la discreción de la política francesa y concluyó vaticinando la más que probable fatalidad de una inevitable beligerancia que estallaría en el transcurso de los tres meses siguientes. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com