Tristes (fragmento) Ovidio

Tristes (fragmento)

"Si cosa alguna imperfecta hubiese, como habrá, en mis librillos, por su tiempo, lector, justificada tenia. Era exiliado y para mí el descanso busqué, no la fama, porque la mente no tan fija en sus males fuese. Esto es por lo cual también canta el minero atado con grillos, con ritmo indócil la grave labor suaviza. Canta inclinado y apoyado en la arena limosa, el que arrastra la nave tarda en corriente adversa; aun el que al par lleva y trae los lentos remos al pecho, mueve a ritmo en el agua los impulsados brazos. Cuando cansado en el bastón se acuesta el pastor o en la roca se sienta, cautiva con canto de flauta ovejas. Se engaña y olvida el quehacer de la esclava que canta al tiempo que hila los copos de lana dados. Se cuenta aun que, arrebatada Lirnésida, Aquiles airado atenuó sus pesares con una lira hemonia. Aunque Orfeo atraía selvas y duras rocas cantando,
estaba triste, pues dos veces perdió a su cónyuge. También a mí me alivia la Musa y únicamente ella me acompaña en la soledad de mi destierro en sitio Ponto y sola, ni las insidias, ni la espada del mílite síntico, ni el mar, ni los vientos, ni la barbarie teme. Ella sabe también cuándo perecí y cuál fue el error que causó este engaño mío y que en mi acto no hubo culpa ni crimen. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com