Valerie o la mirada descortés (fragmento)Erica Pedretti

Valerie o la mirada descortés (fragmento)

"Él viene ciertamente con más frecuencia de la habitual. Y se sienta ahí con ánimo silencioso. Sus alocuciones son cada vez más breves acerca de mi estado de salud, cómo he pasado la noche, qué tal está mi apetito, qué cantidad de pastillas me han recetado, cuántas jeringas necesito, en una especie de torrente vertiginoso aparentemente interminable llega incluso a anotar con lápiz y papel mis inopinadas respuestas.
Me pregunto por qué se muestra tan interesado en apariencia por el curso de mi enfermedad. Quizás mi decadencia signifique algo bueno para alguien, al menos él puede estudiar los síntomas y anotar sus conclusiones. El tema es la muerte, ya que no volveré a ser modelo de nadie jamás.
Puedo sentir cómo se posa sobre mí su intensa mirada. Al hacer ese comentario pude sentir como si el curso del puente de su nariz fuera una piedra arrojadiza. Una vez más me resulta realmente duro todo esto. La sombra de los párpados semi-cerrados pesa sobre mí. Necesitan algo de color.
Escucho el sonido del lápiz sobre el papel y mi mirada irremediablemente se concentra en los detalles. Nariz, labios, barbilla. Frente, oídos, ojos. Y cuello, cabello y manos.
Él está ahí a mi lado en la habitación, que me parece un espacio infinitamente extenso. Me pregunto si el aire con su leve gemido podría derruir aquel trozo de papel, que sólo necesita apenas unos rápidos trazos para ser cubierto de puntos de vista y alzándose de esa forma tal vez él no regresara en tres días. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com