Jona (fragmento)Inge Müller

Jona (fragmento)

"No, repliqué yo, usted es mi Opa Meier. Según el escrito yo sería tu abuelo y tu padre sería mi hijo. ¿Es eso lo que quieres decir? -inquirió el Opa Meier en un tono de pretendida indefensión. «Aléjate de mí» -ordenó, golpeándolo con uno de sus briosos dedos. No podemos volar y tampoco dejaremos que nadie nos pisotee. No, prorrumpí yo en medio de un llanto inconsolable. «Usted no es mi abuelo. Sólo tengo un abuelo» «Usted es mi Opa Meier». «No, vociferó él con denuedo». «Estás equivocado. No tienes razón». «Al diablo con tu abuelo». Me sentí contento. Me pregunto cómo ha llegado a extraviar su raciocinio -maticé yo. Opa Meir deslizó rápidamente su mirada hacia la puerta principal. ¿Acaso te has hartado? Yo sabía que de alguna manera traía a colación la figura de mi madre. Asentí y me dispuse a sentarme junto a él al lado del muro. Tranquilízate, dijo quedamente y me atrajo más cerca de sí. Es posible que se distanciara demasiado. Ella parecía estar bien, pero quizás en el fondo no lo pudiera entender, asimilarlo. Esta vez miré yo hacia la puerta principal y le susurré al oído. La verdad es que ella continuamente vociferaba. Incluso me prohibió ir en bicicleta. Supongo que podríamos charlar sobre ello en el jardín y me dispuse a entrar en el jardín. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com