Las memorias de Barry Lyndon (fragmento)William Thackeray

Las memorias de Barry Lyndon (fragmento)

"Toqué la campanilla con absoluta calma. «Zamor», dije a un corpulento negro, vestido de turco, que me servía, cuando vuelvas a oír la campanilla llevarás este sobre al Mariscal de la Corte; este otro, a Su Excelencia el general de Magny, y éste se lo darás a cualquiera de los caballeros de Su Alteza el príncipe heredero. Espera en la antesala con los sobres y no los lleves hasta que toque la campanilla por segunda vez.
El negro se retiró y, volviéndome a monsieur de Magny, le dije: Chevalier, el primer sobre contiene una carta que me habéis dirigido declarando vuestra solvencia y prometiendo solemnemente pagarme las cantidades que me debéis; la acompaña un documento escrito y firmado por mí (pues ya esperaba alguna resistencia por vuestra parte) haciendo constar que se ha puesto en entredicho mi honor y pidiendo que se ocupe del asunto vuestro augusto soberano. El segundo sobre va dirigido a vuestro abuelo, y en él una carta en la cual declaráis ser su heredero, y me limito a pedirle que confirme este extremo. El último sobre, para Su Alteza el duque heredero, y al decir esto ensombrecí el semblante, contiene la esmeralda de Gustavo Adolfo, obsequio que hizo a su esposa y que me habéis dado en garantía diciendo ser una joya vuestra. Vuestra influencia con la princesa debe de ser muy grande, no cabe duda, cuando habéis podido sacarle una joya como ésa, y cuando habéis logrado de ella que os descubriera -para pagar vuestras deudas de juego- un secreto del cual dependen vuestras cabezas. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com