La oscura historia de la prima Montse (fragmento)Juan Marsé

La oscura historia de la prima Montse (fragmento)

"Bajo las gafas como un antifaz adherido a la piel, alrededor de esta negra y artificiosa clandestinidad que nace probablemente de un sentimiento de autodefensa y timidez, el resto de la cara, los pómulos, la frente, sobre todo la perfección amarga de la boca, la extraña dureza de las comisuras, adquiere una potestad inquietante, vagamente irónica a medida que el tren demora su salida. «Tres días se pasan pronto -insiste ella sonriendo-, y a lo mejor hay suerte, quién sabe, hay que ser optimistas.» El muchacho aparta la cara con enojada presteza y su boca se contrae en una mueca apenas perceptible: curiosa prolongación de la cárcel y del hambre estas primeras semanas, aunque ella le asiste y le ayuda en lo que buenamente puede (preferentemente en lo moral, todavía, todavía), esta provisional libertad cuyos límites no sabrían establecer ninguno de los dos. ¿Vivir una experiencia apostólica -pensaría él oscuramente-, satisfacer su anhelo de redimirle y de recuperarle para la sociedad, es eso lo único que Montse quiere ahora? Veremos. Paciencia y baraja. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com