Viaje en una noche oscura (fragmento)Naoya Shiga

Viaje en una noche oscura (fragmento)

"Ésta no es la mejor época del año para la tempura. Siempre es una decisión acertada no tomar decisiones apresuradas entre estación y estación.
Kensaku se acordó de aquella leyenda tantas veces contada acerca de una chica que estaba perdidamente enamorada de un joven que vivía en otra isla y cada noche ella nadaba desde su isla hasta la de su amado, guiada por la luz de un faro. Aquel hombre dejó de amarla y una noche tormentosa y oscura ella terminó por ahogarse.
Se encontraban en un oscuro callejón. Suematsu detuvo su paso y se puso de cara a la pared para orinar. En ese instante un joven que llevaba sombrero de fieltro pasó junto a él y tendió a ocultar la mirada. Perdóneme, clamó solemnemente Suematsu. El joven del sombrero continuó su camino, haciendo caso omiso de la sincera apología. Entonces Suematsu bramó ¡Idiota! ¿Qué clase de persona se atreve a no responder cuando alguien le habla? Y apenas terminó de miccionar, emprendió una veloz carrera en pos de aquel desconsiderado. Kensaku permaneció en mitad del estrecho callejón, extendiendo sus brazos e impidiéndole el paso a su amigo. El joven desapareció rápidamente al doblar la esquina. Déjame pelear con él -rogó Suematsu exhalando un aliento ahíto de alcohol.
[...]
¿Por qué razón su madre se había comportado de aquella manera? Probablemente porque ella le había concebido. Él comprendió que debía el hecho de su existencia a aquel único acto y que ambas circunstancias eran del todo inseparables. Sin embargo, le era imposible aceptar de buen grado lo que su madre había hecho. Su madre y aquel cobarde anciano. El mero pensamiento de imaginarlos juntos se tornaba feo e impuro en su juvenil mente. De súbito sintió una abrumadora piedad por su propia madre, la mujer que le había engendrado y que sin duda había sido contaminada por aquel hombre. ¡Mamá! gritó como un niño a punto de arrojarse a los brazos de su madre. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com