Míster X (fragmento)Peter Straub

Míster X (fragmento)

"El jurado encontró a Jansky culpable, pero recomendó al juez que se mostrara compasivo. Al cabo de una semana, este dictó sentencia. Aunque no podía pasar por alto lo ilegal del acto, tampoco podía olvidarse que la comadrona Jansky había escogido bebés de madres cuya conducta los ponían en peligro. Tuvo en cuenta, además, los largos años de servicio que Jansky había prestado a la comunidad. Por lo tanto, aceptó la recomendación del jurado y la condenó a tres años en la penitenciaría de Greenhaven, con la posibilidad de salir en libertad condicional a los dieciocho meses.
Había robado cuatro bebés y dicho a sus madres que habían muerto. Puesto que un juez y un jurado habían dictaminado que había actuado por el bien de los pequeños, pasó esos escasos dieciocho meses en la cárcel. Las fotografías de Hazel Jansky no eran las de una persona a quien pudiera uno confiar la aplicación de convenciones sociales. Rubia, compacta, de unos treinta y pico de años, su mirada desde las páginas del Eco, contenía la irascibilidad de alguien que había aprendido que la irreductible hosquedad resulta más útil que la alegría, una lección que no estaba a punto de olvidar.
Se me antojó que el tribunal había compartido su desdén por las víctimas. Si hubiese vendido hijos de madres de clase media, todavía se encontraría en la cárcel. Me pregunté si la mujer asesinada y la que había tenido un accidente mientras conducía borracha habrían sufrido una suerte distinta si no les hubiesen dicho que sus hijos habían nacido muertos. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com