Ante la bandera (fragmento)Jules Verne

Ante la bandera (fragmento)

"A partir del ribazo del lago, estas rocas suben formando taludes de suave pendiente, dejando entre ellas un tapiz arenoso de menudo grano, adornado aquí y allá por amarillentos montones duros y apretados de hinojo marino. Después, en espesas sabanas, se encuentran montones de algas, unos secos, mojados otros, exhalando aún los acres olores marinos. No es éste el único combustible que se emplea en Back-Cup, pues veo un enorme stock de aceite, que ha debido ser traído por el tug y la goleta. Pero, lo repito, la humareda que arroja el cráter es debida a la incineración de estas hierbas desecadas.
Continuando mi paseo, distingo en la parte septentrional del lago a los habitantes de esta colonia de trogloditas: —¿no merecen este nombre?—. La parte de la caverna que es llamada Bee-Hive, es decir, “la colmena”, lo justifica plenamente. Allí se han labrado por la mano del hombre varias hileras de celdillas, donde viven estas abejas humanas. En la parte Este, la disposición de la caverna es muy diferente. Por esta parte se enderezan y multiplican centenares de pilares naturales que sostienen la bóveda. Es un verdadero bosque de árboles de piedra, cuya superficie se extiende hasta los extremos límites de la caverna. Entre estos pilares se entrecruzan gran número de sinuosos senderos que permiten llegar al fondo de Back-Cup.
Por el número de colmenas de Bee-Hive, se puede calcular de ochenta a ciento el total de los compañeros del Conde de Artigas.
Precisamente ante una de estas celdas, separada de las otras, está ese personaje, con el que hace un instante se han reunido el capitán Spada y el ingeniero Serko.
Después de cambiar algunas palabras, los tres bajan hacia el ribazo, deteniéndose sobre el muellecillo, cerca del cual flota el barco submarino.
En este momento, unos doce hombres, después de haber desembarcado las mercancías, las transportan en el bote al otro lado del lago, donde extensas fortificaciones, acanaladas en el macizo lateral, forman los almacenes de Back-Cup.
El orificio del túnel bajo las aguas del lago no es visible. He observado, en efecto, que para penetrar allí el remolcador se ha hundido algunos metros bajo el agua. En la gruta de Back-Cup no pasa, pues, como en las de Skaffa o Morgate, cuya entrada está siempre libre hasta en la época de las mareas altas. ¿Existe otro paso que comunica con el litoral, un corredor natural o artificial? Yo lo buscaré, pues es cosa muy importante.
En realidad, el islote de Back-Cup merece el nombre que tiene. Es una enorme taza colocada al revés, forma que afecta no sólo al exterior, sino en la parte interior, cosa que yo ignoraba. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com