Figúrate (fragmento)Joseph Heller

Figúrate (fragmento)

"Nuestro liderazgo depende de la fuerza superior y no de la benevolencia. Era una regla general de la naturaleza humana, insistió, el que los hombres menosprecien a quienes los respetan y halaguen a quienes los atropellan. —Hoy, veo de nuevo que los hombres más simples gobiernan el Estado mejor que los más inteligentes, y que los Estados son mejor gobernados por el hombre medio que por aquellos que son intelectuales y fingen ser sabios. Estos últimos siempre quieren demostrar que son más sabios que las leyes y los dirigentes. Utilizan los asuntos de importancia capital para exhibir su vocabulario, como si no pudiese haber tema de más peso que sus propios discursos y opiniones. —El resultado de semejante conducta es que a menudo arruinan a los Estados. La mejor venganza era la venganza administrada con rapidez. —Mientras que, cuando la venganza se aplaza por culpa del debate como está sucediendo ahora, la fuerza de la ira es más atenuada. Preguntó en tono sarcástico que quién de entre los reunidos se atrevía a disentir y hablar en contra de unas verdades que eran patentes. Tendría que ser una persona tan intoxicada por los poderes de la oratoria como para imaginar que podría seducirlos y hacerles creer como verdad algo que universalmente se sabía falso. O uno que hubiese recibido un soborno y, al estar en secreto de parte del enemigo, pretendiera engañarlos. En cuanto a él: —Yo no he cambiado de opinión, me mantengo fiel a mis principios y por ello provocan mi extrañeza quienes pretenden volver sobre unos acuerdos ya tomados con respecto a los mitileneos. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com