Los condenados de la tierra (fragmento)Frantz Fanon

Los condenados de la tierra (fragmento)

"En un país subdesarrollado, una burguesía nacional auténtica debe convertir en deber imperioso la traición de la vocación a la que estaba destinada, ir a la escuela del pueblo, es decir, poner a disposición del pueblo el capital] intelectual y técnico que ha extraído a su paso por las universidades coloniales. Veremos cómo, desgraciadamen­te, la burguesía nacional se desvía frecuentemente de ese camino heroico y positivo, fecundo y justo para empren­der, con el alma tranquila, el camino terrible, por anti­nacional, de una burguesía clásica, de una burguesía bur­guesa, lisa, estúpida y cínicamente burguesa.
El objetivo de los partidos nacionalistas a partir de cierta época es, ya lo hemos visto, estrictamente nacional. Movilizan al pueblo en torno a la consigna de indepen­dencia y, en cuanto a lo demás, se remiten al futuro. Cuando se interroga a esos partidos acerca del programa económico del Estado que propugnan, sobre el régimen que se proponen instaurar, se muestran incapaces de res­ponder porque, precisamente, ignoran en absoluto todo lo que se refiere a la economía de su propio país.
Esta economía se ha desarrollado siempre al margen de ellos. De los recursos actuales y potenciales del suelo y del subsuelo de su país no tienen sino un conocimiento libresco, aproximado. No pueden hablar de eso, en consecuencia, sino en un plano abstracto, general. Después de la inde­pendencia, esta burguesía subdesarrollada, numéricamente reducida, sin capitales, que rechaza la vía revolucionaria, va a estancarse lamentablemente. No puede dar libre curso a su genio del que podía afirmar, un poco ligera­mente, que fue coartado por el dominio colonial. Lo pre­cario de sus medios y la escasez de sus cuadros la reducen durante años a una economía de tipo artesanal. En su perspectiva inevitablemente muy limitada, una economía nacional es una economía basada en lo que se llama los productos locales. Se pronunciarán grandes discursos sobre la artesanía. En la imposibilidad en que se encuentra de establecer fábricas más rentables para el país y para ella, la burguesía va a rodear a la artesanía de una ternura chauvinista que coincide con la nueva dignidad nacional además, le procurará sustanciales utilidades. Ese culto a los productos locales, esa imposibilidad de crear nuevas direcciones se manifestarán igualmente por el hundimiento de la burguesía nacional en la producción agrícola carac­terística del periodo colonial. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com