Ensayo sobre las revoluciones políticas y la condición social de la república colombiana (fragmento)José María Samper

Ensayo sobre las revoluciones políticas y la condición social de la república colombiana (fragmento)

"Los españoles encontraron una civilización relativa de México y Guatemala, del Imperio Chibcha y del de los quichuas, tan felizmente establecidos sobre las hermosas, fértiles y benignas altiplanicies de los Andes. En cambio, las costas, los valles profundos, las pampas y los llanos eran el inmenso imperio de la barbarie. En las tierras cálidas los conquistadores debieron enfrentar las tribus belicosas, indomables, desnudas, esencialmente cazadoras, muy poco o nada agricultoras, sin vida civil ni formas determinadas de organización, viviendo a la ventura y enteramente nómadas; tribus sin belleza ni nobleza, profundamente miserables en la plenitud de su libertad salvaje. En las tierras altas encontraron monumentos de notable arquitectura, rudimentos de cronología, dibujo, aritmética y escritura; todo un sistema de correos, de impuestos y comunicaciones regulares organizado; puentes, canales, calzadas, caminos, templos suntuosos u oratorios, monasterios de vírgenes, graneros públicos de previsión, ciudades opulentas. Inclusive las razas andinas eran superiores, mucho más bellas, robustas e inteligentes que las de las costas y los valles ardientes; razas laboriosas, fraternales hasta el socialismo, dulces y hospitalarias, susceptibles de progreso. Los muiscas, en vez de la astucia, la malicia rebelde y la inflexible resistencia de las tribus nómadas, se distinguían por la sencillez candorosa, la ciega confianza, el sentimiento hospitalario, el amor a la paz, los hábitos de la vida sedentaria, la dulzura y la resignación. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com