El tren nocturno de la Vía Láctea (fragmento)Kenji Miyazawa

El tren nocturno de la Vía Láctea (fragmento)

"Los niños saludaron al maestro, salieron en orden del aula y se pusieron a jugar en pequeños grupos. Durante la segunda hora, todos, desde primero hasta sexto, tuvieron clase de música. Cantaron unas cinco canciones, que el maestro acompañó con la mandolina. Matasaburo las sabía todas, por lo que cantó junto a los demás sin problemas. Antes de que se hubieran podido dar cuenta, ya había finalizado la lección. En la tercera hora, los de tercero y cuarto año aprendieron lengua japonesa; y los de quinto y sexto, cálculo. Igual que lo había hecho anteriormente, el maestro escribió las operaciones en la pizarra. Al cabo de un rato, le tocó a Ichiro salir a resolver las operaciones, ocasión que aprovechó para echar una mirada a Matasaburo, quien las había escrito en grandes números con un pedacito de carbón.
Cuatro de septiembre, domingo.
A la mañana siguiente el cielo estaba muy despejado y el torrente sonaba alegremente en el valle. Ichiro recogió a Kasuke, Sataro y Etsuji, y todos juntos se dirigieron a casa de Matasaburo. Un poco más abajo de la escuela cruzaron el río, y en la orilla cortaron ramas de sauce, las pelaron y se fabricaron látigos que hacían estallar en el aire mientras avanzaban por el camino hacia la pradera alta. Subieron con tanto entusiasmo que pronto se quedaron sin aliento. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com