La base (fragmento)Luis Enrique Délano

La base (fragmento)

"Los primeros disparos en la Alameda casi no sorprendieron a nadie, porque una exasperación con olor a pólvora, con un acre sabor a violencia reinaba en las calles. Es muy difícil definir esto, hacerse comprender, pero los que han andado estos días por las calles, ayer y anteayer, el martes y el miércoles, entienden muy bien lo que quiero decir.
La gente está exasperada, los estudiantes no han cesado de apedrear los vidrios de troles y micros y los disparos parece que no hicieran otra cosa que aumentar la cólera popular.
El Pato y yo íbamos de grupo en grupo, gritando contra el alza, mostrando, con el ejemplo, que había que resistir a los carabineros, mantener la moral combativa para ganar esa batalla que se estaba librando. Yo no soy valiente ni soy cobarde. Soy una mujer como todas, más bien sensible al tirón que dan los nervios cuando a diez metros de una suena sordamente el disparo de una carabina. Pero estos días me he sentido extraordinariamente serena, y andar con los exaltados grupos, atravesar la Alameda entre piedras y balas, para escapar de los carabineros, rehaciendo en la acera del frente las fuerzas dispersas, no era una tarea que me hiciera temblar de miedo. Creo que ni una sola vez tuve miedo y eso se debe a que no me sentía sola, sino parte de un movimiento. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com