La extraordinaria naturaleza de Howard Jacobson (fragmento)Howard Jacobson

La extraordinaria naturaleza de Howard Jacobson (fragmento)

"Día tras día, Treslove se sentaba en la terraza y observaba al judío de la moto. La cosa se volvió tan evidente que el judío de la moto empezó, día tras día, a observar a Treslove. Él miraba ceñudo hacia arriba y Treslove miraba ceñudo hacia abajo. ¿Por qué llevaba un pañuelo de la OLP?, quería saber Treslove. No solo lo llevaba, sino que se envolvía en él como si ese pañuelo y solo él definiera su identidad. ¡En una sinagoga!
Treslove reconocía que, bajo la tutela de Libor, se había ido obsesionando con el pañuelo de la OLP. Le daba pavor. Más allá de sus inocentes orígenes como tocado ideal para un clima tan severo —Abraham y Moisés debían de haber llevado algo parecido—, aquel pañuelo había acabado adquiriendo una enorme carga simbólica, por mucho que ahora la OLP, como le explicó Libor, fuera el menor de los problemas de Israel. Llevarlo era como una agresiva declaración de principios, independientemente de lo que pensaras sobre la situación. Si eras palestino, muy bien, decía Libor; un palestino tenía derecho, desde cualquier punto de vista, a quejarse de la agresión sufrida. Pero en un inglés lo único que denotaba aquel pañuelo era ese amor a las causas ajenas, embebido de nostalgia por una simplicidad ilusoria, con el que los refugiados de los horrores de la izquierda solían estremecerse. Así que Treslove, que solo era un refugiado de Hampstead, se estremecía igual que su amigo.
Pero aquel viejo motociclista tan ansioso por envolverse en un pañuelo de la OLP no era simplemente otro morboso inglés que se alimentaba de los cadáveres de los oprimidos: era un judío y, por si fuera poco, ¡un judío que parecía haber sentado sus reales en un templo de oración judío! A ver cómo lo explicas, Libor.
Pero Libor no podía. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com