Estética sin territorio (fragmento)Siegfried Kracauer

Estética sin territorio (fragmento)

"Así como el viaje se ha reducido a pura vivencia del espacio, la danza se ha convertido en una escansión del tiempo. Una vez terminado el sueño del vals, pasada la minuciosamente regulada alegría de la Française, y lo que se implica en esa danzante ceremoniosidad de amable galanteo, de delicado encuentro en este medio sensual, sólo la vieja generación es, en todo caso, la que trata todavía de conjurarlo. La danza moderna de sociedad, ajena a la estructura de los vínculos vigentes en los estratos intermedios, se inclina a la representación pura y simple del ritmo; en lugar de llevar a expresión determinados contenidos en el tiempo, es en éste en donde encuentra su auténtico contenido.
Si la danza fue en sus comienzos un acto cultual, hoy es un culto del movimiento; si antaño era el ritmo una manifestación erótico-anímica, hoy es el ritmo autosuficiente el que querría despedirse de las significaciones. Un tempo que no quiere más que a sí mismo: ésta es la secreta intención de los aires del jazz, por muy negra que sea la impronta de su procedencia. Se esfuerzan en llevar a su extinción la melodía y en desarrollar cada vez más largas las cadencias que designan el ocaso del sentido, porque en ellas se desvela y se consuma la mecanización ya instalada en la melodía. El hecho de que lo que aquí se cumple es el giro desde lo significado con el movimiento al movimiento que sólo se significa a sí mismo, lo demuestra también el uso de las figuras debidamente podadas por los profesores de danza parisinos. El encadenamiento no es determinado por una ley objetiva del contenido a la que se ajustaría asimismo la música, sino que crece libremente a partir de los diversos impulsos del movimiento que se orientan por ella. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com