Solaces de un estudiante (fragmento)Luis Coloma

Solaces de un estudiante (fragmento)

"A los dos días de estos acontecimientos, se paseaba por su despacho don Severo Pinillos, padre de Próspero, poseído, al parecer, de una violenta cólera. Y no sin razón se encolerizaba el honrado extractor, porque de cierta maciza caja de hierro, cuya abierta tapa dejaba ver sus doradas entrañas, faltaban dos mil duros, que habían sido sustraídos por su hijo Próspero.
Seducido éste por míster Snuff, que ejercía sobre él una maligna influencia, porque, habiendo estudiado a fondo el carácter de Pinillos y se echó cargo de que era una negación continua, solía sostener lo contrario de lo que ansiaba conseguir, como medio de lograr su deseo, no le costó mucho trabajo sugerir a su necio protegido, para vengarse de lo que él creía infame coquetería de Misita, un novelesco rapto, invención de míster Snuff, que había de llevarse a efecto sustrayendo Pinillos de la caja de su padre dos mil duros, que el nuevo Teseo y su ayo protector gastarían alegremente en París, después de abandonar a la Ariadna, buscándole un Baco que la consolase.
Este absurdo y descabellado plan, que si por una parte le colocaba en la categoría de los Tenorios y Lovelace, por otra le igualaba con los Pichardos y José María, inflamó la mente del calavera por fuerza, exaltada por la lectura de románticas novelas que continuamente devoraba, y le hizo consentir en cuanto el taimado míster Snuff le propuso. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com