Notas sobre París (fragmento)Hippolyte Taine

Notas sobre París (fragmento)

"He pasado a menudo la velada con Monsieur Graindorge y siempre me he complacido en su conversación. Su erudición era ordinaria; pero había viajado y su espíritu estaba bien abastecido de hechos. Por otra parte, no era pedante ni gazmoño, y el café que se tomaba en su casa era exquisito. Lo que yo estimaba sobre todo en él era su gusto por las ideas generales, a lo cual llegaba naturalmente, y tal vez el lector parisiense juzgará que se inclinaba a ello en demasía. Yo no sé si era apreciado en sociedad; la flema americana le había acorazado en exceso y el hábito de los negocios le había vuelto harto cortante.
Era un hombre alto, enjuto, que hablaba sin gestos y con el semblante todo unido, no por falta de imaginación o de emociones, sino por la costumbre de contenerse y horror a mostrarse. Su conversación no tenía nada de literaria, salvo la ironía fría. Sin embargo, como gustaba de la lectura y había recibido una educación clásica, podía y sabía escribir a cortas diferencias como todo el mundo. De ordinario se mantenía en pie, con la espalda contra la chimenea, y dejaba caer sus frases una a una sin la menor inflexión de voz; esas frases mismas no eran más que statement of facts, muy empañadas y muy precisas; de monotonía para no sentir más que su plenitud y su acierto. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com