Meditaciones sobre la vida (fragmento)Robert Nozick

Meditaciones sobre la vida (fragmento)

"El valor está situado entre el sí-mismo y otra cosa. De acuerdo con esta postura relacional, el valor de ayudar a alguien no reside en el hecho de ayudar (o en la situación mejorada del otro) sino en la relación de ayudar; el valor de la comprensión científica radica en el modo en que conecta una persona a (partes de) la naturaleza. Para la postura relacional, la meta de una persona es una conexión más real con la realidad: la realidad extrema, la de otras personas y la propia. Para ambas posturas, la egoísta y la relacional, el valor es algo conectado con el sí-mismo, que está dentro de él o entre él y otra cosa.
Podemos preguntar, sin embargo, qué vuelve valioso al sí-mismo o sus relaciones. ¿Cuáles son los aspectos o rasgos en virtud de los cuales estas cosas tienen valor? Estos rasgos generales, una vez que se identifican, también podrían exhibirse en otra parte que no sea el sí-mismo y sus relaciones, y entonces cualquier situación que los ejemplifique contará como valiosa. La tercera postura, que es absoluta, sitúa el valor en un dominio independiente, no dentro de nosotros ni nuestras relaciones; es la postura de la tradición platónica. Nos relacionamos con cosas (y características) valiosas o las ganamos porque son independientemente valiosas. El lugar primario del valor no se desplaza, empero, hada nosotros. Como un bebé mono trepando a la pelambre de la madre, nos aferramos a lo valioso y andamos con él.
Según la postura absoluta, nuestra meta está especificada por la realidad donde y cuando ocurra, incluido aquello de que hablan las demás posturas, pero no limitada a ello. Lo importante es la realidad; nuestra relación es importante sólo en la medida en que esta relación tiene una realidad propia. Tomando esta postura absoluta, calificaríamos igualmente la realidad dondequiera fuéramos, no sólo la realidad de las vidas y los sí-mismos al margen del nuestro y la realidad de sus relaciones con la realidad externa, sino también la realidad de la vida animal, las pinturas, los sistemas ecoló­gicos, los cúmulos de galaxias, los sistemas sociales, las civilizaciones histó­ricas, los seres divinos. La meta de la postura absoluta está especificada por la cantidad total de realidad que existe, en cualquier parte. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com