A Margot HeinemannJohn Cornford

A Margot Heinemann

"Corazón de este mundo sin corazón.
Querido corazón, pensar en ti
es un dolor a mi lado,
la sombra que enfría el paisaje.
El viento se levanta al atardecer,
recordando que el otoño está cerca.
Tengo miedo de perderte,
tengo miedo de mi miedo.
En el último kilómetro hacia Huesca,
la última barrera de nuestro orgullo,
piensa amablemente, cariño,
que siento que estás a mi lado.
Y si la mala suerte abatiera mi vigor
en una tumba poco profunda
recuerda todo lo bueno,
no te olvides de mi amor. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com