Palermo del cuchillo (fragmento)José Vicente Pascual

Palermo del cuchillo (fragmento)

"Fue una tarde de Abril, llegaban procaces a la habitación los colores siniestros de un ocaso próximo a la Vega y a las nieves perpetuas del Veleta, un atardecer granadino en su apogeo, en su dimensión más oscura, insana, terrible y cruel, y el patrón estaba allí, frente a mi persona, apurando la colilla amarillenta de un Habano al que había arrancado el filtro, tosiendo sin consideración hacia los dos sobrinos, el sobrino nieto y el nieto político —yo mismo—, congregados bajo su mandato, era una reunión familiar y el asunto no podía ser más grave, el gesto inmisericorde, dolorido y soberbio de don Andrés Solares Huerta-Pintado no dejaba lugar a interpretaciones: estábamos allí para hablar de Rosaura, de lo de Rosaura, y la única palabra que quedaba por decir era la del jefe de la familia, aquel viejo sin afeitar y vestido con un traje de algodón blanco pasado de moda, con el nudo de la corbata ampliamente desabrochado y la voz encharcada de toses, de simos y pausas obligadas para atrapar el aire imprescindible que le permitiese seguir hablando, agotado, consumido por el honor, una vieja estampa de un hombre de otra época, los sobrinos y el sobrino nieto, impecables, recién aseados, oliendo a colonia de hierbas y a loción facial americana aguardaban mudos y pegados a la pared, y yo en medio de la habitación, padeciendo un temblor sustancial y peregrino de rodillas abajo, escuchando, escuchaba y maldecía los tonos negros, asfixiantes y mortíferamente dulces del crepúsculo, la fugaz y tensa postrimería que nos había citado en el arcaico palacete del Albaycín y en aquella tenebrosa habitación, así que contuve el aliento, apreté los puños y sostuve firme el peso de todo mi cuerpo sobre las caderas mientras escuchaba impávido, dolorido, disimulando, las palabras de don Andrés, disimulando como un reo al que no se puede condenar por falta de pruebas, disimulando —es la expresión exacta—, como un homicida perfecto. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com