Perdidos en Yonkers (fragmento)Neil Simon

Perdidos en Yonkers (fragmento)

"No te arriesgas por ti mismo sino que lo haces por alguien a quien amas, cuando acaece el tiempo en el que no tienes elección. De modo que hay un hombre en el condado de Nueva York al que le debo la friolera de nueve mil dólares. Podría trabajar y ahorrar durante cuatro años más pero jamás llegaría a reunir esa cifra. Él exige su dinero este año. Con respecto a su crédito, te diré algo. Envió unas flores por el funeral, sin ningún tipo de cargo adicional en mi factura. Es imposible que pueda pagarle. ¿Qué hará? ¿Matarme? Si decidiera hacerlo, no sólo perdería su dinero sino que, probablemente, se vería obligado a costear las flores de mi funeral. Necesitaba un milagro y el milagro sucedió. Sobrevino la guerra entre nosotros, los japoneses y los alemanes. Y si mi madre no hubiera venido a este país hace unos treinta y cinco años, yo podría haber luchado en aquella contienda. No creo que estén rearmando a los judíos allá ahora mismo. Déjame decirte algo más. Realmente siento que amo a este país. Porque acogieron y agasajaron a los judíos, a los irlandeses, a los italianos y a todos los demás. Recuérdalo siempre. Hay muchos alemanes en este país luchando por América, pero en cambio no hay americanos luchando por Alemania. Odio esta guerra y que Dios me perdone por decir esto, pero me va a salvar la vida. Hay trabajos accesibles para mí que antes, en otras circunstancias, no serían más que un absurdo sueño. Conseguí un trabajo en una empresa que vende chatarra. Pensé incluso que tú habías tirado a la basura algo con lo que ahora ellos edifican barcos y sin tener en realidad la menor idea de lo que estoy haciendo, sí que me es posible pagar la suma de nueve mil dólares en menos de un año. No digas nada hasta que termine. Las fábricas a las que me refiero están en el Sur. Georgia, Kentucky, Louisiana, Texas, incluso Nuevo México. Supongo que tendría que estar fuera alrededor de diez meses, viéndome obligado a vivir en trenes, autobuses, hoteles y cualquier lugar en el que pudiera encontrar una habitación. Todo volvería a la normalidad en menos de un año. Así que ahora he de preguntaros dónde viviríais vosotros mientras yo estoy fuera? "


El Poder de la Palabra
epdlp.com