El libro de Khalk'ru (fragmento)Abraham Merritt

El libro de Khalk'ru (fragmento)

"La masa de gente murmuraba. Ningún júbilo, ninguna salutación. Por todas partes había guerreros armados con puñales, martillos y lanzas. El Sumo Sacerdote no corría ningún riesgo. ¡Pero yo tampoco! No tenía ninguna intención de que me pagaran con un cuchillo, ni dar a Tibur la menor razón para matarme. Lur había creído que el peligro para mí, no estaría en el camino hacia el Templo, sino precisamente allí, en el Santuario del Kraken. Porque ante ellos, no era ni un héroe ni un conquistador. No era un redentor o héroe del pasado, quién en este día cabalgaba a través del Karak. Porque parecía un hombre que no estaba seguro de sí mismo. Las gentes, que habían esperado a Dwayanu así lo notaban, y murmuraban. Eso naturalmente encantaba al Herrero. Cada vez se acentuaba más el desprecio en los rasgos de la Bruja, así como la furia en sus ojos.
Cabalgamos alrededor de la Ciudadela y tomamos por una ancha calle que nos llevaba a una entrada del templo. ¡Cuántas veces he pasado por una puerta como ésta! No sin cierta repugnancia me dejé conducir por Tibur y por Lur hasta una habitación de piedra de pequeñas dimensiones. Me dejaron, sin decir una sola palabra. Yo miré a mí alrededor. Allí estaban las arcas con las vestiduras de sacrificios, las palanganas, y las vasijas para la unción del exorcismo para Khalk'ru. Todo lo necesario se encontraba allí. La puerta se abrió y me encontré frente a frente con Yodín, que tenía resplandecientes sus ojos de triunfo y de odio, por lo que comprendí que el Herrero y Lur, le habían explicado ya el aspecto desmoralizado que yo había tenido durante todo el camino. Doce sacerdotes con vestiduras de sacrificio le siguieron entrando en el cuarto. El Sumo Sacerdote llevaba un manto amarillo. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com