Hamlet o Hécuba (fragmento)Carl Schmitt

Hamlet o Hécuba (fragmento)

"En el teatro no sólo el saber del espectador es un factor esencial, sino que además dicho espectador presta atención al respeto de las reglas del lenguaje y del juego, y el teatro mismo es esencialmente juego. La obra teatral no sólo se juega al ser representada, sino que en sí misma, como obra, es juego. Las obras de Shakespeare, en especial, son auténtico juego teatral, juego cómico o dramático. El juego posee su propio ámbito y genera su propio espacio, en cuyo interior domina una considerable libertad tanto respecto de la materia de la obra como de la situación en la que surge. De ese modo, se forman un espacio y un tiempo propios del juego. Esto hace posible la ficción de un puro proceso en sí mismo, circular y cerrado al exterior. Por ello las piezas teatrales de Shakespeare se dejan presentar como un puro juego, sin ningún sentido histórico, filosófico o alegórico particular y sin consideraciones laterales. Todo ello vale también para la tragedia Hamlet. También la mayoría de la obra y la mayor parte de las escenas de Hamlet son puras escenas de un juego. Esto es algo que Otto Ludwig, en sus estudios dramáticos, ya puso de manifiesto y destacó con razón.
No exijo a nadie, exageradamente, que piense en Jacobo al ver a Hamlet sobre la escena. Tampoco quiero comparar siquiera el Hamlet shakesperiano con el Jacobo histórico o a la inversa. Ante una representación bien ejecutada del Hamlet, sería necedad dejarnos apartar de la obra por reminiscencias históricas. Sin embargo, debemos diferenciar el drama de la tragedia.15 Lamentablemente nos hemos habituado a germanizar simplemente el término Tragodie con la palabra Trauerspiel, confundiéndolas. Los dramas de Shakespeare que acaban con la muerte del protagonista se llaman, sí, tragedies, y la pieza teatral Hamlet está calificada como tragical history o tragedy. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com