Idea de la prosa (fragmento)Giorgio Agamben

Idea de la prosa (fragmento)

"El hombre antiguo no conoce el sentimiento de tristeza y de casualidad que, a nuestros ojos, resta en última instancia toda grandeza a la desventura humana. Trágico, no mezquino, es el naufragio del hombre antiguo frente a la suerte: su infelicidad como su felicidad no traicionan nimiedad. Si bien es verdad que, en la comedia, la culpa trágica muestra su cara ridícula: a pesar de todo, este mundo abandonado por los dioses y por los héroes no es mísero, sino, precisamente, gracioso: «qué gracia tiene el hombre —dice un personaje de Menandro— cuando es verdaderamente humano».
En el mundo antiguo se encuentra no en la comedia sino en la filosofía el primer y único indicio de un sentimiento que podemos aproximar sin forzar a la vergüenza que paraliza la fe de Stavrogin o a la mítica promiscuidad, a la suciedad mítica de los tribunales y de los castillos kafkianos (en el mundo antiguo, la inmundicia no puede ser nunca mí­tica: sin ningún desasosiego, doblegando a su voluntad las fuerzas naturales, Heracles limpia las cuadras de Augias —nosotros en cambio no conseguimos salir de nuestra suciedad, a la que le queda encolado hasta el final un residuo mitológico). Se encuentra, sorprendentemente, en aquel fragmento de Parménides en que el joven Sócrates expone al filósofo de Elea la teoría de las ideas. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com