Última resaca (fragmento)Patrick Hamilton

Última resaca (fragmento)

"Era un ruido dentro de su cabeza, y así y todo no era un ruido. Era el sonido que queda cuando un ruido cesa de manera abrupta: el efecto temporario era ensordecedor. Como si alguien se sonara la nariz con demasiada fuerza y el mundo, afuera, se volviera de pronto lóbrego, sin vida. Y sin embargo no estaba sordo físicamente: sólo sucedía que no podía pensar más que en términos físicos sobre lo que había ocurrido dentro de su cabeza.
Era como si se hubiera venido abajo una persiana. Cayó sin hacer ruido, pero todo había ocurrido tan rápido que él sólo podía imaginárselo como un crac o un crash. Se había apoderado de su cerebro repentinamente como una película, una membrana que, inducida por un cuerpo extraño, le hubiera cubierto los ojos. Sentía que si sólo pudiera “hacer parpadear” el cerebro se disiparía de inmediato. Una película. Sí, también se parecía al otro tipo de “películas”… a las películas “habladas”, a las sonoras. Era como si hubiera estado viendo una película, y de improviso hubiera fallado el sonido. Las figuras sobre la pantalla no dejaban de moverse, se seguían comportando de manera más o menos lógica, pero formaban parte de un mundo diferente, silencioso, indescriptiblemente sobrecogedor. La vida, que hasta un instante antes había sido una película “hablada”, de pronto se le convertía en película muda. Y de fondo no había ninguna música. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com