Juventud Portuguesa Femenina (fragmento)Irene Flunser Pimentel

Juventud Portuguesa Femenina (fragmento)

"El hogar era la fortaleza en la que se enseñoreaba el dominio femenino de la mujer, el lugar en el que ella podía ejercer su jerárquica influencia doméstica y cristalizar sus mujeriles virtudes. Por esa razón, el Boletín de la MPF comenzó a publicar una rúbrica, tradicionalmente sita en todas las revistas de género femenino, que no era otra que la palabra "Lar", que evocaba no sólo ya los aspectos prácticos de la misión femenina -arreglar la casa, planchar, cocinar- sino también preludiando la ulterior función de sus lectoras -el matrimonio y la fecunda maternidad-.
[...]
Dado que las alumnas podían ser dispensadas, por motivos religiosos, de sus deberes escolares, en el caso de que éstos supusieran la enseñanza de una religión diferente a la profesada, un padre solicitó, allá por 1946, una dispensa en relación a las actividades sabáticas para su hija, en virtud de que se trataba de un alumna que profesaba la religión hebraica. Por toda lógica, y en base a aquel prefecto, la alumna debía, evidentemente, obtener tal dispensa, pero Maria Guardiola usó el falso pretexto de que en ninguna actividad de índole moral y nacionalista de la MPF se difundían los preceptos de la doctrina católica. El MEN concordó con lo estipulado por la Comisaría Nacional y a la joven se le impidió cumplir con el Sabbath. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com