El doctor Figari (fragmento)Julio María Sanguinetti

El doctor Figari (fragmento)

"En estos países la cuestión política es vital. Dada su complexión, todos esperan ahí, en las soluciones políticas, la solución de sus propios asuntos, como aquel borracho que, agarrado a un farol, esperaba que pasase su casa para meterse en ella. Si esto coincidiese con un esfuerzo serio de organización, que es lo que más falta hace, en todas partes y en estos países más que en ninguna otra parte, podría esperarse que América volviese a ser un paraíso, donde pueden encenderse los habanos con doblones; pero si se limita el cambio a esperar que todo derive de la bondad del gobernante, no es difícil que de nuevo la decepción asome su triste efigie.
[...]
Cree vuestra comisión que es oportuno agregar un nuevo centro de instrucción a los ya existentes, encargado de propagar la enseñanza artística, y muy especialmente cuando se dedique a difundir sus formas de aplicación a la industria. Este complemento a la obra de la instrucción pública, refluirá en bien de las clases menesterosas, abriéndoles campo para desarrollar su acción en la multiplicidad infinita de las manifestaciones de esta rama de conocimientos, y preparará a la vez el medio para el cultivo del arte superior. A medida que se eduque el sentimiento público por la divulgación de las nociones estéticas, se acentuará el desarrollo industrial y el espíritu de sociabilidad, ampliando los factores intelectuales y los temas de estudio tranquilo, instructivo y ameno. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com