La ciudadela interior (fragmento)Pierre Hadot

La ciudadela interior (fragmento)

"Una vez más, aquí la disciplina del deseo se apoyará en la definición física, la que, separando todo juicio de valor demasiado humano, se queda con la representación objetiva y adecuada del objeto y ve la realidad, en cierto sentido, como si el hombre no estuviera allí.
La providencia estoica, precisamente porque es racional, no es entonces todopoderosa. Crisipo nos decía que ha sido necesario en la construcción del cuerpo humano dar una delgadez peligrosa a los huesos de la cabeza. La Naturaleza estoica, como la de Aristóteles, actúa como un buen intendente o un buen artesano que extrae el mejor partido que puede de los materiales o de las situaciones que están a su disposición. Se trata menos de una deficiencia de la materia que de la propia naturaleza de la Razón. Exige un objeto determinado, es decir, finito. Las posibilidades que se le ofrecen son limitadas, Debe escoger entre soluciones contrarias bien determinadas, que tienen sus ventajas y sus inconvenientes. De ello resulta un universo determinado y que no puede ser otro que lo que es (es otro aspecto de la doctrina del Destino); de ello resulta «tal» universo, que desarrolla «tal» evolución desde el principio hasta el final, y que se repite eternamente. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com