Lautaro (fragmento)Isidora Aguirre

Lautaro (fragmento)

"CORO: ¡Cien furiosos asesinos caen sobre el Tigre de Araucanía!

(Se congela la acción, luz sobre Lautaro que dice, en el umbral de la muerte, su despedida):

LAUTARO: ¡Sagrada tierra de las cuatro esquinas
adiós te digo!
(Besa la tierra, se levanta)
Adiós tus bosques, tus campos de maíz
y su fermento
que en la victoria embriaga, y en la paz
hace dar gracias a la vida.
Adiós mi tierra, siempre ofrecida.
Adiós al peumo, al roble, a la araucaria,
tus pájaros cantores
tus deleitosos frutos y tus flores.

¡Adiós mis ojos que vieron tanta hermosura!
Adiós mi gente,
brava
dura
resistente…
¡Guíalos, Padre Gnenechén, cuando me ausente de esta guerra!

Haz que en sus labios mi nombre sea aliento
contra toda injusticia y violencia
¡hasta que vengan días mejores,
cuando nadie les dispute sus tierras
y vuelvan a danzar al son del cultrún
entre los sembrados!
Cuando otra vez el nguillatún
y sus cantos sagrados
sean para llamar el sol o pedir la lluvia.
Y si tanto no es posible, Padre-Dios, te pido
dales valor para seguir la lucha empezada,
¡y haz que en mi muerte quede yo con vida!

(Grita).-¡Curiñancu… ábreme ya el camino! "



El Poder de la Palabra
epdlp.com