Isabel y Marsilla (fragmento)Ángel María Segovia

Isabel y Marsilla (fragmento)

"FERNANDO
Ten valor y vencerás.
ISABEL
A luchar, como lo hicieron
los dos famosos amantes
de Teruel en otro tiempo.
FERNANDO
Justo, Pílades y Orestes.
ISABEL
Hombre, no seas zopenco,
se llamaban..., ya sé cómo.
FERNANDO
Lo he leído y no me acuerdo.
ISABEL
Sí, Isabel y Morcilla.
FERNANDO
¿Morcilla?
ISABEL
Sí, era un guerrero
que murió de amor por ella.
Verás: su padre era un pérfido
y, mientras estaba el novio
en la guerra combatiendo,
y esperándole Isabel
con amor y sin sosiego,
va el pícaro del papá
y se la da en casamiento
a un conde de los más grandes
entre los grandes del reino.
Pues, señor, que cuando entraban,
ella llorando, él riendo,
a verificar la boda
en el sacrosanto templo,
va ella, y pum, se murió
de amor por su caballero.
Todos estaban atónitos
contemplando aquel suceso,
cuando en esto entra Morcilla,
mira a Isabel, le da un beso,
abre los brazos, da un grito
y cae al instante muerto.
FERNANDO
¿Todo eso pasó en Teruel,
según nos refiere el cuento?...
Pues va a ser muy parecido
lo que pase en este pueblo.
ISABEL
Sí, de Rosell a Teruel
hay treinta leguas lo menos;
pero de Morcilla a ti
hay más distancia que al cielo.
¿A que tú no te caías
muerto, como aquel guerrero? "



El Poder de la Palabra
epdlp.com