RenacimientoJaime Cortesão

Renacimiento

"Nací de nuevo. ¡Heme libre, al fin!
Fue por un Cielo, bien de estrellas lleno,
En prodigio de Amor, que un Ángel vino
Bajando hasta posarse a mis pies.

El beso que me dio no tuvo fin...
Me estrechó en los brazos contra el seno,
Abrió los labios susurrando... en medio
Batió las alas y se me llevó.

¡Ay! ¡Qué dulce es el seno que me arrulla!
¡Y cómo todo es nuevo y más profundo!
Mas ya nadie de ustedes me comprende;

En un Mundo mejor yo vivo absorto,
Y pronto conocí que a ese Mundo
Quien va no vuelve, o, cuando vuelve, ¡ha muerto! "



El Poder de la Palabra
epdlp.com