Orígenes y fundamentos del Cristianismo (fragmento)Karl Kautsky

Orígenes y fundamentos del Cristianismo (fragmento)

"No sólo cada forma de sociedad, sino cada clase dentro de la sociedad, tiene su ley especial de población. El moderno proletariado asalariado, por ejemplo, aumenta rápidamente, por razón del hecho de que los proletarios, tanto varones como hembras, se hacen económicamente independientes desde temprana edad y tienen oportunidad de obtener trabajo para sus hijos cuando todavía son jóvenes; más aún, el proletario no tiene propiedades que dividir, que puedan tentarlo a limitar el número de sus hijos. La ley que gobierna el aumento de la población de los campesinos sedentarios es variable. Dondequiera que encuentran tierras libres, como ocurre siempre que invaden un nuevo país, ocupado por cazadores o pastores, se multiplican con gran rapidez, porque las condiciones de su existencia son mucho más
favorables para la crianza de sus hijos de lo que son, por ejemplo, las condiciones de los cazadores nómadas con fuentes inciertas de alimentación y con falta de toda alimentación en forma de leche, aparte de la de la madre, condición que obliga a ésta a amamantar a sus hijos por un número de años. El agricultor produce una abundancia de alimentos a intervalos regulares, y el ganado que cría también produce leche abundante, más que el ganado de los pastores nómadas, que gasta muchas de sus energías en la búsqueda de pastos.
Pero la tierra disponible para el cultivo es limitada, y las limitaciones impuestas por la propiedad privada pueden llegar a ser más grandes que las fijadas por la naturaleza. Y, además, el desarrollo técnico de la agricultura es en su mayor parte muy lento. Más tarde o más temprano una nación de agricultores llegará a un punto en el que no encontrará nuevas tierras para el establecimiento de nuevos hogares y familias. Esto fuerza al campesino, a menos que su excedente familiar pueda acomodarse en otras esferas por ejemplo, servicio militar o industria urbana, a imponer límites artificiales al número de hijos. Los campesinos enfrentados a esta situación son el ideal de los malthusianos.
La mera propiedad privada de la tierra puede producir el mismo efecto, aunque no haya sido arada toda la superficie cultivable. La posesión de la tierra es ahora una fuente de poder; mientras más tierras posea uno, más poder y riqueza tiene en la sociedad. El deseo de los propietarios de tierras es ahora el de aumentar sus posesiones, y como el área del país es fija y no puede aumentarse, la propiedad territorial puede aumentarse solamente combinando las parcelas ya existentes. Las leyes de herencia pueden estimular o retardar este proceso; pueden hacerlo avanzar por el matrimonio, si ambas partes heredan tierras, que se reúnen formando una sola propiedad; pueden retardarla dondequiera que una propiedad deba dividirse entre varios herederos. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com