Soneto del exiliadoJuan Kruz Igerabide

Soneto del exiliado

"De vuelta al hogar, el viento arrastra al exiliado
siempre un poco más allá.

Descanso son las penas del camino
para el que huye lejos de su casa;
los gritos de sus padres son espino
que no hiere su corazón de brasa.

Tras muchos años de vagar sin tino,
los recuerdos de su infancia repasa;
en tierras lejanas sueña un destino
que le permita hacer tabla rasa.

Una flor se cristaliza en sus ojos
como un diamante de brillo cálido,
esperanza de atardeceres rojos...

Regresa al hogar y se queda pálido:
sólo quedan unos cuantos rastrojos
y algún recuerdo borroso y escuálido. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com