El noveno día del noveno mes (fragmento), de País de naipes y relojesPedro Crespo

El noveno día del noveno mes (fragmento), de País de naipes y relojes

" Todos los años contienen ese día:
el noveno del mes que hace los nueve,
contados desde la última ocasión de cobardía
que nos dejó la boca llena de cenizas.
Ese día en que suena la canción del otro mundo,
el que no ha sido y pudo ser, y no quisimos,
y el corazón se vuelve de nuevo vagabundo.

En ese día, sin color ni viento
que lo hagan de los otros diferente,
ese día de curso ancho y profundo
en que regresan todos los recuerdos,
cuando florecen las huellas olvidadas
y se aviva el rescoldo, ya sin humo,
de los impulsos que creíamos muertos,
suena la canción que a todos nos invita
a seguir sus estrofas, a empezar de nuevo,
a borrar las líneas del cuaderno,
las que torcimos, con nuestros silencios,
las que manchamos, con nuestras mentiras.

Pero el noveno mes del mes que hace los nueve
es siempre un día demasiado breve
y quedan fuera de sus horas, a la espera,
tantas palabras que nunca pronunciamos,
tantas caricias que dejamos dentro,
tantos mañana, ya lo haré mañana,
que el tiempo se congela, inútilmente,
con las urgencias de prolongar su agua.
Hasta el año que viene, hasta el siguiente...
El día noveno del mes que hace los nueve
es siempre un día demasiado breve. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com