Nada es perfecto en Hawái (fragmento)Màrius Serra

Nada es perfecto en Hawái (fragmento)

"El soldado ha de arquear el cuerpo como un león marino para poder sacar la cabeza; se incorpora con dificultad y, completamente empapado, se adentra en el océano sin darse cuenta de que el agua está teñida de rojo por la sangre derramada. De camino a la barca, se topa con uno de sus compañeros, tumbado boca abajo, a punto de ahogarse; lo arrastra heroicamente y lo empuja a bordo del bote con la ayuda de dos marineros. Después sube él, apremiado y torpe, mientras sus compañeros continúan disparando en pie y pierden el equilibrio por el retroceso que provoca cada detonación.
La mayoría de los marineros solo ha podido disparar una vez. El caos provocado por la reacción de los isleños y la inestabilidad de la embarcación los ha intimidado. El lugarteniente tercero comanda ahora los dos botes, e interpreta el take to the boats, teóricamente trasmitido por el comandante al segundo lugarteniente, como una orden en toda regla. Los dos botes regresan hacia los barcos, sin arriesgarse a rescatar al capitán y a los cuatro hombres que se han quedado luchando en la arena, entre la muchedumbre de isleños.
Solo cuando ya están fuera de peligro, el lugarteniente segundo se da cuenta de que ya no pueden hacer nada para salvar la vida de su comandante. Entonces, Molesworth Phillips se desespera. Grita, reniega e insulta al tercer lugarteniente, que les ha obligado a alejarse a toda velocidad del escenario del crimen con el pretexto de unas presuntas órdenes del comandante. La huida ordenada por este John Williamson, tercer lugarteniente en el barco Resolution, hace que los marineros británicos, que se han acercado a la bahía de Kealakekua para intentar recuperar una chalupa robada por los hawaianos, abandonen un montón de armas de fuego, ávidamente capturadas por los isleños, y también los cuerpos de cinco compañeros, uno de los cuales es el de James Cook, el gran capitán y comandante de esta tercera expedición británica a los mares del Sur que pasará a la historia por su muerte. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com