La vida exterior y la vida interior (fragmento)Margaret Fuller

La vida exterior y la vida interior (fragmento)

"Hombres y mujeres representan las dos caras de un gran dualismo radical. Pero, en realidad están interactuando constantemente entre sí. Este flujo se endurece, y lo sólido pasa a líquido. No hay hombre enteramente masculino, ni mujer puramente femenina… La naturaleza proporciona excepciones a cada regla.
(…)
Cuidado con el exceso en el gran placer de ser popular o incluso amado. Si proviene de una natural disposición amable y un poder para entretener, es una felicidad; pero si hay un grano de plausibilidad en ello, es veneno.
(…)
Otro síntoma es la necesidad que sienten algunos individuos de ser totalmente sinceros. Es uno de los grandes medios por los que el progreso puede ser promovido.
(…)
La verdad es la madre que nutre al genio. Ningún hombre puede ser absolutamente fiel a sí mismo, esquivando el compromiso, la imitación servil y la complacencia, sin ser original, porque hay en todo ser una fuente de la vida que, si no se contiene con piedras y otros desperdicios, favorece un ambiente fresco, y hace nacer una belleza fresca. Y es lo mismo para con una nación como para con el hombre individual. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com