El ideal de España (fragmento)Juan Vázquez de Mella

El ideal de España (fragmento)

"En España coexisten dos clases de Cementerios: para los creyentes y para los no creyentes, y, cosa singular, en ese programa de funeraria democrática se proclama como un principio salvador, y como solución de un problema palpitante, el que el hombre no tenga derecho a disponer de la propiedad de su cuerpo, aun que pueda disponer de todas las demás, y que no pueda pedir que una cruz esté sobre su tumba, y ésta se encuentre al lado de la de sus hermanos en la fe. Y cuando las almas, que son lo más importante, han estado separadas en la vida, y las conciencias han estado frente a frente en el hogar, ¿qué le importa, al que no cree en la vida futura, que se junten o se separen dos puñados de materia inorgánica debajo de una losa? Lo importante para el creyente es que se junten las almas, y negar el derecho sagrado a la tumba es un ataque y una tiranía, la más feroz, porque hiere a los vivos y persigue más allá del sepulcro a los muertos. Y cuando esa secularización se quiere trasladar a los matrimonios, no habría más que observar, para medir el grado de tiranía, la irritación que produciría en los heterodoxos el hecho de que nosotros, los católicos, les exigiésemos que aceptasen nuestra fórmula canónica. Veríais entonces cómo gritaban, en nombre de la libertad de conciencia, que esa era una fórmula contraria a sus principios y a sus ideas; y cuando a la conciencia del católico se le impone una fórmula puramente laica, que su conciencia rechaza, ¡entonces tengo que aceptarla en nombre de una libertad que sólo sirve para rechazar la fórmula contraria! La mayor parte de los que propugnan la unidad y preeminencia del matrimonio laico, no practican, probablemente, más que aquel ayuntamiento con fembra de que hablaba el Arcipreste de Hita y que no tenía fórmula legal alguna. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com