La cuestión del alma (fragmento)Gustav Theodor Fechner

La cuestión del alma (fragmento)

"Preguntar a alguien por su alma significa hacer la pregunta más urgente que se pueda hacer, preguntar por lo que tiene en el alma. Más profunda aún es la pregunta que cada uno puede hacerse a sí mismo sobre cómo está su propia alma, y más general aún es la pregunta sobre cómo está el alma del mundo, a la que pertenece su alma; y seguramente las preguntas más urgentes y más importantes que un alma puede hacer son las que se puede hacer acerca de sí misma y del mundo de las almas.
Aquí entonces tenemos cuestiones del alma en su mejor sentido. Qué bueno sería tener a alguien para poder preguntar a su alma acerca de la nuestra. ¿Pero quién podría ser? Sin duda solo alguien para el que esta pregunta fuese como preguntarle acerca de algo que él tiene en su propia alma, alguien en el que viven, se mueven y están todas las almas. Pero ahora surge la pregunta de si alguien semejante realmente existe, y cómo encontrarlo; ¿y a quién deberíamos preguntar por él? ¿A los filósofos, a los teólogos? Y acercándonos a ellos, ¿Qué tenemos? Solo pelea. ¿Dónde está la respuesta que no provoque una pelea? "



El Poder de la Palabra
epdlp.com