Huesos cruzados (fragmento)Nuruddin Farah

Huesos cruzados (fragmento)

"El día en que Malik había quedado para comer con Ma-Gabadeh, Dajaal se encuentra indispuesto, así que envía a Qasiir en su lugar para que le haga de chófer. Qasiir ha asumido la responsabilidad de preparar un equipo de seguridad especial antes de ir a buscar a Malik. No le cabe la menor duda de que Ma-Gabadeh tomará sus propias medidas de precaución. Con ese fin, Qasiir ha seleccionado a cuatro hombres de confianza, antiguos lugartenientes suyos, que están preparados para pasar inadvertidos y no provocar una pelea con los guardias de Ma-Gabadeh. Se situarán en las inmediaciones del restaurante donde Malik ha alquilado un reservado. Discretamente armados, permanecerán en los alrededores e informarán de cualquier movimiento extraño. Uno de ellos estará apostado a la entrada del reservado. El gran desafío ha sido lograr que Gumaad no sepa nada del destacamento de seguridad, teniendo en cuenta que la reunión la ha organizado él.
Traducido de manera libre, Ma-Gabadeh significa «el que no tiene miedo». Gumaad lo ha descrito como uno de los principales agentes de osadas expediciones piratas con base en Harardhere, ciudad natal tanto de Gumaad como de Ma-Gabadeh. Además de patrocinar a estos «corsarios», también se cree que Ma-Gabadeh financia una serie de actividades en las que sus hombres colaboran con una unidad de Al Shabab encargada de trasladar en barco a agentes yemeníes y pakistaníes hasta Somalia. Se rumorea que los piratas traen a los yihadistas extranjeros a la península somalí y, a cambio, reciben armas y protección en las áreas costeras controladas por Al Shabab. Todo muy turbio. Gumaad ha augurado que será toda una exclusiva, la primera de Malik, puesto que Ma-Gabadeh ha aceptado que lo graben.
Ahora que Jeebleh ha desaparecido y que Dajaal está enfermo, Malik no se las arregla bien por su cuenta. Echa de menos el aplomo de ambos hombres, uno u otro siempre a su lado y dispuestos a responder a sus preguntas, poner en duda sus decisiones o darle consejos. Por supuesto, Qasiir y Gumaad saben cosas acerca de Somalia que él desconoce, ya que han vivido allí toda su vida. Pero lo mismo puede decirse en sentido contrario, porque Malik ha buscado la información, la ha conseguido y leído, y no puede tomarse a nadie tan en serio como a Jeebleh o a Dajaal. De todos modos, se ha enfrentado a peores situaciones en el pasado. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com