El abrigo amarillo (fragmento)Frank Gruber

El abrigo amarillo (fragmento)

"Devlin asintió y salió del local. Una vez en la calle, dirigió una mirada hacia Michigan Avenue, pero se volvió y tomó hacia Wabash, pensando en dónde podría encontrar a Bloss. Eran las once y media, o sea, demasiado temprano para que el garito de Madison Street estuviera abierto. No creía que Bloss pudiera estar aún en el café de enfrente del hotel de Carpenter. De pronto, tuvo una idea y entró en una farmacia para consultar la guía de teléfonos. Al cabo de un momento, encontró lo que buscaba y salió a la calle.
Anduvo rápidamente, en dirección a Clark Street, después torció hacia el norte y casi llegaba a Randolph, cuando entró en un edificio y subió las escaleras, hasta el segundo piso.
Encontró una puerta en cuyo cristal decía: Swanson, Secret Service, y entró. Una rubia, muy bonita, estaba sentada detrás de un moderno escritorio.
[...]
Devlin fue a la taberna de Paddy Maguire, en Monroe Street, donde le dijeron que Bloss había salido, hacía menos de media hora. Le buscó en un par de tabernas más, sin que pudiera encontrar a Bloss. Era todavía demasiado temprano para ir al garito, por lo que Devlin anduvo lentamente por Monroe. Al llegar a Clark, dio una ojeada hacia atrás.
Leo Hurwitz se había detenido delante del aparador de una librería. Devlin le hizo una seña con la cabeza y regresó al edificio contiguo a la taberna de Paddy Maguire. Entró y consultó la lista de ocupantes del edificio. La Agenda de Detectives Bloss, ocupaba el despacho 600.
Tomó el ascensor hasta el sexto piso y, al entrar en el número 600, quedó sorprendido, al encontrarse en una amplia habitación, con numerosos escritorios. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com