Mary Shelley (fragmento)Muriel Spark

Mary Shelley (fragmento)

"El joven poeta en cuestión era Prosper Mérimée, y la actitud de Mary, aunque complacida por su amorosa mirada, no fue de flirteo. Cuando el autor de Carmen le expresó por carta sus sentimientos Mary le repuso que, puesto que a ella no le gustaba coquetear, le devolvía la carta, haciéndole la prudente observación de que en un futuro podría arrepentirse de su contenido. De todas formas, durante años disfrutó de una amistad íntima y sincera con Mérimée.
De vuelta en Inglaterra, Trelawny se encontró con otra Mary. La viruela no la había desfigurado del todo, pero su rostro había perdido la clara transparencia que tanto llamaba la atención de sus amigos. También su carácter había cambiado, y cuando Trelawny le pidió material para una proyectada biografía que titularía Life of Shelley comprendió que no podría convencerla. La negativa de Mary fue tajante, pues sabía que sir Timothy lo desaprobaría y que la educación de su hijo y su propio sustento dependían de la buena voluntad del anciano.
En aquella época sir Timothy empezaba a interesarse por Percy y paulatinamente fue aumentando la pensión; Mary había logrado estas concesiones a fuerza de un tremendo ejercicio de tacto y estrategia; es decir, cartas constantes -muy cautelosas en su contenido- a los abogados de sir Timothy, informes continuos sobre el progreso de Percy, amén de infinitas esperas de los cheques trimestrales. Decidida a que Percy recibiera una buena educación con todas las ventajas que de ésta pudieran derivarse, no iba a echarlo todo a perder por Trelawny ni por nadie. La publicación de una Life of Shelley, además de enfurecer a sir Timothy, propagaría su propio nombre entre un público indigno de confianza, y Mary consideraba que eso interferiría de manera negativa en lo que estaba logrando para su hijo.
Trelawny se marchó a Florencia con las manos vacías y resentido. Pero Mary no deseaba en absoluto enemistarse con él e intentó recuperar su amistad por carta. Y fue ella quien finalmente trató de arreglar la situación buscando un editor para The Adventures of a Younger Son, el libro de Trelawny, gestión que llegó a buen puerto en 1831.
Los años siguientes a la partida de Trelawny fueron de una gran actividad y Mary no tardó en labrarse una posición en el mundo literario. The Fortunes of Perkin Warbeck, su novela histórica, se publicó en 1830, y aunque la cantidad que percibió por la obra la decepcionó («El pobre Perkin Warbeck, por sólo ciento cincuenta libras», le había recriminado al editor), pudo equilibrar su economía con la publicación de algunos relatos y artículos. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com