La verdadera historia de la banda de Kelly (fragmento)Peter Carey

La verdadera historia de la banda de Kelly (fragmento)

"Tenía la nariz ancha y picuda como un loro se las arregló para mirarme por encima de ella.
Ned dijo mi madre puedes traerle tu hacha al señor Gunn. Rodeó la espalda de Dan con un brazo y con la otra mano acarició la cabeza de Annie estaba claro que a mi hermana le gustaba tanto aquel pretendiente como le había disgustado Harry Power. Pero yo no pensaba permitirle que fuera mi padre o sea que le dije que no le costaría nada encontrar un hacha si la buscaba él mismo.
Bah ya la cojo yo dijo Annie y echó a andar a saltos hacia la cabaña todos la siguieron y se juntaron para presenciar la asombrosa escena de Alex Gunn afilando un hacha. Al terminar el numerito cortó unos cuantos tablones mi madre lo miraba como si nunca hubiera visto una escena similar.
Los dejé para cuidarme de los cerdos aunque ése no era mi trabajo y al terminar vi que el pretendiente había hecho algunas muescas en el boj gris después de subirse a los tablones que había clavado en el tronco más o menos cada 75 cm como si fueran escalones.
Ahora estaba a punto de representar el maravilloso espectáculo de podar el árbol pero salió Annie con el encargo de llevarlo dentro de la cabaña y cuando terminé de limpiarme en el arroyo me encontré con que lo habían invitado a un banquete de canguro asado. Aquella noche durmió sobre la mesa que está muy cerca de la cama de mi madre. Se levantó dos veces en mitad de la noche y las dos veces me tocó ir a buscar un candil para él.
Al día siguiente se fue Alex Gunn y volvió Harry Power era como una maldita estación de tren le dio un zafiro a mi madre al principio ella estaba muy contenta pero luego se pasaron casi toda la tarde bebiendo y luego se pelearon en mitad de la noche o sea que él se largó.
Al día siguiente talé 3 gomeros muy grandes junto al río sin ayuda de nadie y también cacé cuatro cacatúas y yo mismo las desplumé y las degollé. Annie hizo pastel de cacatúa para cenar reconozco que era muy sabroso.
La siguiente vez que vino Harry Power le regaló a mi madre una oveja a la que había disparado en la cabeza y en el lomo aunque no explicó cómo había ocurrido eso. Se quedó por la noche y se fue pronto por la mañana.
Por casualidad o por cálculo apareció Alex Gunn inmediatamente después olía a pomada y traía una soga nueva de cáñamo recibió más agradecimientos por aquella soga de dos libras que Harry por sus zafiros. Lo observé con los demás mientras subía con la cuerda por el árbol deseé que se cayera y se partiera la mismísima nuca. Subió hasta casi diez metros por encima de las gallinas ató la rama más larga y luego la cortó y la bajó hasta el tejado. Mi madre armó tal follón sobre lo mucho que lo admiraba que incluso le dijo a Annie que le friese unas costillas de la oveja que había traído Harry. Una vez fritas había que comérselas enseguida o sea que cuando se hizo de noche sólo había talado una rama del boj gris.
Gunn durmió sobre la mesa cada vez que se levantaba me encontraba despierto y a su lado como si fuera un mismísimo terrier. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com