El estudio adecuado de la humanidad (fragmento)Isaiah Berlin

El estudio adecuado de la humanidad (fragmento)

"¿Cuál es, entonces la vida que deben llevar los hombres? Deben vivir en unidades naturales, es decir, en sociedades unidas por una cultura común. Además, la naturaleza no hace a algunas naciones intrínsecamente superiores a otras. Cualesquiera que fuesen las cualidades de los antiguos germanos, mirarlos así por esta razón, como el pueblo europeo elegido por Dios, en virtud de su capacidad originaria, para poseer el mundo entero y ser servido por otros pueblos... tal sería una innoble vanidad de bárbaros. No existe un Favoritvolk. Una nación fue hecha como es por el “clima”, la educación, las relaciones con su vecina, y otros factores variables y empíricos, y no por una impalpable esencia interna o por un factor inalterable como la raza o el color. Todo esto, dicho ya más avanzada su vida, es la leche pura de la doctrina de la Ilustración. Herder protesta, no sin una cierta maliciosa satisfacción (como también Hamann con un placer igualmente irónico), cuando el gran liberal Kant en su Antropología subrayaba demasiado la raza y el color. Igualmente se indigna ante la proposición kantiana de que “el hombre es un animal que necesita amo”; replica: “Invirtamos la frase: el hombre que necesita un amo es un animal; en cuanto se vuelve humano, ya no necesita un amo”. También denuncia la filosofía de la historia de Kant, según la cual son los vicios de la humanidad -la sed de poder y de dominio sobre los escasos recursos de la tierra- los que estimulan la competencia, la lucha y por tanto el progreso, con el corolario de que los sufrimientos del individuo son indispensables para el mejoramiento de la especie (doctrina que estaba destinada a tener su más rico desarrollo en Hegel, y en otra forma en la doctrina de la evolución de Spencer y en los caprichos del darwinismo social). Herder repudia estas doctrinas con el más puro espíritu del cosmopolitismo liberal e individualista de Weimar. De hecho, la percepción de que implicaciones crueles y siniestras están contenidas en toda doctrina que predique el sacrificio de individuos en el altar de vastas abstracciones -la especie humana, la sociedad, la civilización, el progreso (pensadores ulteriores dirían la raza, el Estado, la clase y una élite elegida)- tiene aquí sus verdaderos comienzos. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com