El extranjero (fragmento)Georg Simmel

El extranjero (fragmento)

"El ausente tiene la ventaja de conocer el estilo general de este esquema. Sus experiencias previas pueden permitirle deducir qué actitud tomará su madre ante la tarea de administrar la casa bajo el sistema del racionamiento, cómo se sentirá su hermana en la fábrica de elementos bélicos, qué significa un domingo sin paseo." Los que han quedado en el hogar no tienen experiencia inmediata de cómo vive el soldado en el frente. Hay crónicas periodísticas y radiales, relatos de los que vuelven, películas en tecnicolor, propaganda oficial y extraoficial, que en conjunto constituyen un estereotipo de la vida del soldado que está "en algún lugar de Francia" o "en algún lugar del Pacífico", En su mayoría, estos estereotipos no se forman de modo espontáneo, sino que son dirigidos, sometidos a la censura por razones militares o políticas y destinados a elevar el espíritu en el frente interno o aumentar la eficiencia de la producción bélica o la
compra de bonos de guerra, Nada garantiza que lo que todas esas fuentes de información describen como típico sea también significativo para el miembro ausente del endogrupo. Todo soldado sabe que su estilo de vida depende del grupo militar al que pertenece, la tarea que le corresponde dentro de este grupo y la actitud de sus oficiales y camaradas, Esto es lo que cuenta, y no el parte que dice "sin novedad en el frente". Pero todo lo que le sucede en estas circunstancias específicas es su experiencia individual, personal y singular, cuya tipificación nunca admitirá. Cuando el soldado regresa y comienza a hablar, si lo hace, le desconcierta comprobar que sus oyentes, aún los que simpatizan con él, no comprenden la singularidad de esas experiencias individuales, que lo han convertido en otro hombre. Tratan de encontrar en sus informaciones características conocidas, absorbiéndolos en sus tipos preformados acerca de la vida del soldado en el frente, Para ellos, su relato apenas se diferencia en pequeños detalles de lo que han contado todos los que han vuelto, y de lo leído por ellos en revistas y visto en películas. Puede suceder así que muchos actos, vistos por quienes han quedado en el hogar como la mayor expresión de valentía, no sean para el soldado en combate otra cosa que una lucha por sobrevivir O el cumplimiento de un deber, y que, al mismo tiempo muchos ejemplos de verdadera abnegación, sacrificio y heroísmo no sean advenidos o apreciados por los primeros. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com