Diario del gueto (fragmento)Janusz Korczak

Diario del gueto (fragmento)

"Cuando uno de los funcionarios de la seguridad social formuló en una sesión abierta la queja de que los niños judíos no se morían, le propuse dirigirse a la Comunidad Judía, que sin duda le brindaría lealmente su colaboración en este asunto. Mis palabras fueron tomadas injustamente por un sarcasmo.
Cuando uno de los dignatarios intentó convencerme con datos estadísticos de que los judíos no salían perjudicados por la política fiscal, le contesté que había fondos y prestaciones adicionales (reservados) a los que los judíos no tenían acceso, que los fondos se gastaban generosamente para fines improductivos, que los judíos percibían las cuotas con una demora que resultaba muy cara y —lo más importante— que los medios para satisfacer las necesidades de la población iban a parar a manos inapropiadas.
Aunque cabe admitir que mi interlocutor estaba en lo cierto cuando afirmó que, en esto, los judíos no eran ninguna excepción.
¡Cuán oprobiosos fueron los tiempos de entreguerras y cuán infame la vida en aquella época! El crimen se preparaba para saltar a la yugular. La muerte se cobraba sus primeras víctimas. Las calles todavía estaban limpias; empezaban a pudrirse los pasillos y los patios, y no sólo en el barrio judío.
Había funcionarios honrados que, viendo impotentes lo que ocurría y sabiéndolo todo, temblaban por sus puestos de trabajo, por sus familias, por su inminente jubilación y por su reputación a ojos de los poderosos. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com