Relatos de Sevastópol (fragmento)León Tolstoi

Relatos de Sevastópol (fragmento)

"En su parte delantera iba sentado de lado un ruso barbudo con un gorro de añinos, que iba enrollando el látigo mientras sujetaba bajo el brazo su mango. Tras él, en la telega tiritaban cinco soldados en diferentes posturas. Uno, con la mano en cabestrillo sujeta con una cuerda, con el capote por encima de su sucísima camisa, iba sentado con mucho ánimo, a pesar de estar delgado y pálido, en medio de la telega, y se llevó la mano a la gorra cuando vio al oficial, pero luego, recordando seguramente que estaba herido, hizo como si solo quisiera rascarse la cabeza. A su lado iba otro soldado, tumbado en el fondo del carro; apenas se veían sus manos demacradas, con las que se sujetaba a las tablas del carro, y las rodillas alzadas, que se balanceaban como un guiñapo. Un tercero, con la cara hinchada y la cabeza vendada, sobre la cual se podía ver un gorro de soldado, estaba sentado de lado con las piernas colgando y, apoyándose en las rodillas, parecía dormitar. Precisamente a éste se dirigió el oficial viajero. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com