El beso de Lamourette (fragmento)Robert Darnton

El beso de Lamourette (fragmento)

"El taller de la imprenta es la fase más conocida de la producción y difusión de libros porque ha sido un privilegiado objeto de estudio en el campo de la bibliografía analítica, cuyo propósito, según la definición de R. B. McKerrow y Philip Gaskell, es “dilucidar la transmisión de los textos explicando el proceso de la producción de los libros”. Los bibliógrafos han hecho valiosos aportes a la crítica textual, sobre todo en el conocimiento de Shakespeare, por medio de la elaboración de inferencias que se remontan de la estructura del libro al proceso de su impresión, y, de ahí, a un texto original, como los manuscritos perdidos de Shakespeare. D. F. McKenzie criticó recientemente esa línea de razonamiento. Pero aunque no puedan reconstituir un Shakespeare primigenio, los bibliógrafos son capaces de demostrar la existencia de distintas ediciones de un texto y las diferentes etapas de una edición, una habilidad indispensable en los estudios de difusión. Sus técnicas también permiten descifrar los informes de los impresores y abren una fase archivística nueva en la historia de la imprenta. Gracias a los trabajos de McKenzie, León Voet, Raymond de Roover y Jacques Rychner, hoy tenemos una idea más clara de la forma en la que operaron las imprentas durante todo el período de la impresión manual (1500 a 1800 aproximadamente). Hay que emprender otros trabajos sobre periodos más recientes, y se pueden plantear nuevas preguntas: ¿cómo los impresores calculaban los gastos y organizaban la producción, sobre todo después del auge de la impresión de folletos y circulares y del periodismo? ¿Cómo cambiaron los presupuestos de los libros con la introducción del papel fabricado mecánicamente, en la primera dé­cada del siglo XIX, y del linotipo, en el curso de la década de 1880? ¿Cómo afectaron los cambios tecnológicos la organización del trabajo? ¿Qué papel desempeñaron en la historia del trabajo los oficiales jornaleros de imprenta, una fracción extraordinariamente articulada y militante de la clase trabajadora? La bibliografía analítica puede parecer hermética al lego, pero podría ofrecer una gran contribución a la historia social y literaria, sobre todo si se complementa con una lectura de los manuales y las autobiografías de los impresores, comenzando por las de Thomas Platter, Thomas Gent, N. E. Restif de la Bretonne, Benjamín Franklin y Charles Manby Smit. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com